Calma

By 27 junio, 2012Blog

Queremos hablar de la calma.

Trabajar en el diseño de contenidos formativos a medida para diferentes organizaciones requiere básicamente CALMA. No es nada fácil hacerte un hueco en un mundo tan competitivo, y debes saber qué puedes hacer y cómo hacerlo. En Designtraining.cat lo tenemos claro desde el primer día. Lo que queremos es dar un servicio correcto a nuestro cliente, queremos formar parte de su equipo y queremos dar respuesta a sus exigencias y a sus demandas de una manera rápida, eficaz y eficiente.

Esto implica ser consciente de nuestra capacidad productiva y priorizar las cosas importantes y las urgentes. No es nada fácil si no hay una metodología de trabajo y una gestión adecuada del tiempo detrás.

Pero ¿por qué calma?

1. Calma en la acción comercial. Es muy importante conocer tu capacidad de producción y respuesta para emprender nuevas acciones comerciales. Saber dónde está tu techo en cada momento te ayuda a ser efectivo. Es básico saber en qué momento tienes que hacer una acción comercial, con quién la tienes que hacer y cómo lo tienes que hacer. Trabajar para organizaciones de gran tamaño no es fácil, y tienes que hacer un paso previo de autoconocimiento. Y si eres pequeño, como nosotros, tienes que tener claro que para ver el horizonte quizá tendrás que trepar a la espalda de alguien mayor que tú. Eso sí, con sinceridad … tus servicios pueden ser útiles para muchas empresas que ni se los han planteado.

2. Calma en la producción. Prever, pensar, imaginar, saber cómo lo harás … En nuestro caso, que ofrecemos materiales que aún no están hechos, es muy importante conocer palmo a palmo toda la metodología de trabajo. Vendemos confianza, y para lograr esto, tienes que ser capaz de imaginarte lo que harás durante la primera reunión. Es un trabajo previo de vital importancia. Saber qué y cómo lo harás en cada momento. Si conseguimos este objetivo, podremos afrontar la producción de una manera ordenada. Tienes que saber quién participará en el proyecto, cuánto tiempo le darás y cuánto dinero le ofrecerás. Cuando te piden una píldora e-learning, normalmente es para ayer, esto quiere decir que de ti esperan rapidez, profesionalidad, eficacia y creatividad. Y eso no quiere decir trabajar a deshoras … esto quiere decir, pensar, organizar, gestionar y hacer … Es decir, necesitamos calma para producir … necesitamos pensar.

3. Calma en la creatividad. Y cómo se hace esto? La creatividad exige calma y saber escuchar a tu cliente. Ser creativo no tiene que ir desligado de la eficiencia pedagógica. Tu objetivo es que un montón de personas aprendan, que un montón de profesionales de un sector concreto tengan ganas de adquirir unos conocimientos. Hay muchas maneras de conseguirlo, pero lo más importante es saber cómo se lo imagina tu cliente y saber hasta dónde puedes proponer. Porque lo más complicado ahora mismo es ser creativo con presupuestos limitados. Pero es factible … para conseguirlo, relájate y piensa de qué puedes disponer para sorprenderle, manteniendo las exigencias que te hayan marcado.

4. Calma en el éxito y el fracaso. Sí … calma … es bueno conseguir éxitos y también es bueno fracasar. Lo más importante es aprender. El éxito dependerá de lo que hayas ofrecido y lo que hayas conseguido. Si el resultado del material no tiene nada que ver con lo que dijiste que harías, pues tienes el fracaso asegurado. No podemos olvidarnos de lo que realmente hará que tu proyecto sea exitoso: servicio al cliente.

Join the discussion 2 Comments

  • Jorge dieguez dice:

    Muy interesante y corecto! Solo una pregunta! Como enfrentar esta metodologia calmada a un cliente que to tiene calma, que solicita cambios constantemente y tiene un ritmo diferente!?

  • jordi dice:

    Jorge, gracias!
    Enfrentarse a ese tipo de clientes es el pan de cada día. Trabajar con calma no quiere decir que no tengamos ritmo ;-). Para ello, nosotros optamos por la sinceridad. Si nos podemos adaptar, se lo decimos y damos respuesta casi inmediata. Cambios y modificaciones, como sabes, son la constante en nuestro trabajo. Quizá, una de las ventajas de ser pequeños, es que tenemos todo el proceso muy optimizado y los cambios se realizan mientras nos lo comunican, por lo que la pérdida de tiempo es casi inapreciable. Eso sí, si ese ritmo del que hablas no lo podemos asumir, lo decimos y le facilitamos al cliente el contacto de alguna empresa que sí que pueda asumirlo.
    Un abrazo!

Leave a Reply