¿Aprendizaje moral?

By 24 julio, 2012Blog

En la Formación de Adultos se ha concedido una importancia excesiva a los componentes académicos, en detrimento de otras áreas importantes para las personas adultas. El modelo de intervención que exponemos está basado en la interacción entre las actividades proyectadas y las respuestas suscitadas en las personas adultas. Representa una línea de acción orientada de forma permanente hacia el cambio.

El origen de la moral se sitúa en la indeterminación humana. Esto se refiere, en primer lugar, a la no-programación de las personas y, en segundo lugar, a la necesidad de que sean ellas mismas quienes determinen como deben continuar o concluir el proceso de formación. Deberíamos “autoobligarnos” a decidir qué aprender, por qué hacerlo y, finalmente, que sentido dar a aquello que se aprende. Cuando aparece la necesidad de decidir cómo debe ser la adaptación al medio, cómo se quiere vivir, cómo se quieren resolver los conflictos vitales que siempre presenta la existencia, estamos ante el germen de la moral.

Y, ¿quién debe ser el protagonista de este proceso? En principio la respuesta es sencilla: el protagonista es el sujeto individual en tanto que sujeto consciente y autónomo. Sin embargo, cabe advertir que ese individuo moral no piensa ni actúa en solitario; en realidad estamos ante la necesidad de decidir cómo se quiere vivir en situación de interpelación y lo hacemos para vivir en colectividad.

La reflexión moral es una tarea personal y social que tiene como finalidad hacerse con un modo de ser que necesariamente debe permitir a cada uno de los sujetos y a los distintos grupos humanos a vivir en relación. De este modo, la educación, en tanto que educación moral, deberá transmitir también aquellos recursos morales que puedan ser de utilidad en la resolución de los conflictos de valor, ya asimismo, deberá ayudar a desarrollar las capacidades morales que deben permitir a cada sujeto enfrentarse crítica y cretinamente a dichos conflictos de valor.

Ante esto, quizá se entienda porque intentamos crear materiales pedagógicos que permitan no sólo conocer la base teórica de aquello que nos plantean, sino también que sirvan para pensar, sonreír, jugar, compartir… materiales que, en definitiva, nos ayuden a seguir creciendo y aprendiendo.

Join the discussion One Comment

  • identidad corporativa dice:

    He estado navegando por internet durante más de tres horas hoy,
    y no me he topado con un post tan sensato como el este.
    Según entiendo, si todos los webmasters compartiesen tan buen contenido, la
    web sería mucho más útil. Enhorabuena por esta entrada.
    Un saludo y muchas gracias.

Leave a Reply