E-learning & Diego “El Cigala”

By 26 octubre, 2012Blog

Hace unos días tuve el placer de escuchar a Diego el Cigala en uno de los espacios más emblemáticos, culturalmente hablando, de Barcelona: el Palau de la Música.

Al entrar me fijé en la escenografía … un taburete, una mesa, 1 silla para el guitarrista, 3 sillas por palmeros y el cajón … y nada más …

Me dio por pensar que en este lugar icono del modernismo y especialmente bello, lleno de detalles, el contraste entre él y el escenario era evidentemente soberbio.

Y me pregunté … ¿en la producción y diseño de contenidos formativos en formato e-learning, es necesario rellenar y llenar el espacio con miles de recursos gráficos e interacciones que no llevan ningún beneficio pedagógico? Después de una pequeña introducción de los músicos, apareció este gitano de pelo largo y barba profunda … y le costó 30 segundos llenar con la simplicidad de la voz todo el espacio.

Y me pregunté … ¿simplicidad o complejidad? A menudo me piden diseños donde por no querer hacer un ejercicio de comunicación eficaz a nivel pedagógico, lo visten con gadgets en forma de animaciones o recursos inútiles que no aportan nada … pero que entretendrán al alumno y disfrazará la calidad del contenido.

Y aquí estaba el Cigala y su gente entusiasmando al público de un Palau entregado ante tanto talento y tanta sencillez.

Y me pregunté … ¿realmente es necesario complicar los proyectos con grandes fases y grandes objetivos inalcanzables? Si con una voz gitana y desgarrada es capaz de hacer un elogio a la sencillez, la eficacia y la eficiencia, yo continuaré apostando por unos diseños sencillos, eficaces, eficientes y muy blancos.

Fue una demostración de voy a hacer lo que sé hacer y no voy a hacer inventos … tú has pagado para disfrutar de mi talento, y yo te lo voy a volver, porque nunca me olvido que vivo de ti.

Y esta última afirmación es la que le digo a mis clientes … yo soy lo que soy, con mucho esfuerzo para seguir avanzando e innovando, pero no olvides, soy lo que soy y llego hasta donde llego.

Y lo mejor, es que lo entienden!

PD. Quien me hubiera dicho a mí que de un concierto flamenco llegaría a reflexionar sobre e-learning.

Leave a Reply