No tengo jefe…

By 9 abril, 2013Blog

Hace 7 años que no tengo “jefe” y trabajo…

Cuando la gente me pregunta en qué empresa trabajo siempre contesto que en muchas, cuando la gente me pregunta qué horario hago siempre contesto que sólo descanso cuando duermo, cuando la gente me pregunta cómo es mi jefe siempre contesto que es extremadamente duro, cuando la gente me pregunta dónde trabajo siempre contesto que en el despacho y en casa, cuando la gente me pregunta cómo son mis compañeros de trabajo siempre contesto enseñando la agenda de contactos del móbil.Sí, soy mi jefe. Hay quién piensa que trabajar por cuenta propia es una delicia. Te ahorras problemas con tus superiores, puedes hacer el horario que quieras, puedes decidir si trabajas o no trabajas… incluso puedes decidir si lo haces en pijama y en zapatillas. No tienes problemas de relaciones personales (básicamente, porque no tienes), no tienes problemas para hacer un café, no tienes problemas para ir al Ikea un martes por la mañana, no tienes problemas para ir al gimnasio a las 11 de la mañana… vaya, que parece que no tienes problemas.

Pues bien, y sólo como resultado de una pequeña reflexión, sí que hay problemas. Los enumeraré:

Horarios. Puede o no ser un problema. Tienes que cumplir un horario, porque tus clientes empiezan a trabajar a las 8 y muchos acaban a las 19 horas. Esto quiere decir que, si no entiendes la responsabilidad como una de las características sin condiciones de tu trabajo, tienes un problema y gordo. Tienes que estar disponible, despierto y atento, y tener presente que los fines de semana son ideales para hacer trabajo de despacho.

Relaciones personales. ¿Te has imaginado estar ante el ordenador 10 horas al día sin tener a nadie a tu alrededor y sólo con la compañía de la radio, del móbil y de los correos electrónicos? Si no eres capaz de tener un carácter fuerte y ser consciente que la sociabilidad en tu trabajo se reduce a cero, tienes un problema.

Ingresos y gastos. Ya no entro en la dificultad de que los ingresos te los hagan cuando toca. Uno es profesional, en mi caso del e-learning, y a veces dudo si sirvo para ello, y encima tengo que tener conocimientos sobre contabilidad. Tienes un problema, o sabes o a los gastos de tu trabajo suma los del gestor.

Gestión del tiempo. Tu relación con los clientes se basa en correos electrónicos y llamadas telefónicas. De acuerdo, pero no te olvides que tienes que producir. Si no aprendes a gestionar el tiempo correctamente, tienes un problema.

Desconexión. Cuando trabajaba para una consultora, a las 19 horas salía por la puerta y me olvidaba. Ahora salgo a las 20 horas y mi cabeza no deja de dar vueltas sobre las mil y una historias que tienes acumuladas y de las que eres el único responsable. Vaya, que la desconexión se da cuando duermes. Si no eres capaz de entender que hay vida después del trabajo, tienes un problema.

Responsabilidad. Tu palabra y tu compromiso es lo que te da de comer (no juzgo que tu trabajo la haces bien). Si no cumples el horario que te has marcado, si no eres muy estricto con tu trabajo, si no eres capaz de tener visión global y visión específica, si no eres suficientemente responsable cómo para despertarte, ducharte, hacer un café, vestirte, ponerte colonia, dar un beso a tu pareja y a las 8 estar ante el ordenador atento y despierto, tienes un problema.

Lo que dice la gente de tí. Qué suerte que no tienes jefe, qué suerte que todo lo que ganas es para tu uso y disfrute, qué suerte que puedes trabajar sólo cuando tienes ganas, qué suerte que no tienes que aguantar al pelmazo de turno, qué suerte que trabajas haciendo lo que quieres… Si les haces caso, tienes un problema.

Sí, soy mi jefe… y mi trabajador, y mi compañero, y el jefe de mi jefe, y el camarero del restaurante donde voy a hacer el café…

Join the discussion 5 Comments

  • Mariona Rovira Malet dice:

    Un deu! tens raó en tot i ho expliques encara millor. El fet de que les teves relacions personals siguin el móvil i la radio fa que quan parlem amb tu, les converses siguin molt més autentiques, profitoses i que riguem (imprescindible avui dia i per mi). No ho canviis això! Segueix triunfant!

  • Alicia Cañellas dice:

    Jajajaja.. estic davant un mirall ara mateix!! jejeje
    Molt bo! Quina raó! 🙂
    Salutacions!

    Alicia.

  • Isabel Albarrán dice:

    Molt bó Jordi, es cert que els que treballem en empreses a vegades anyorem el que fas tu, pero realment no es “todo oro lo que reluce”.
    Una abraçada i records al teu jefe

  • ALINA dice:

    Jordi, una vez más has dado en el clavo….sin ese rigor, disciplina, responsabilidad y otras habilidades que tienes no te hubieras ganado el sitio que tienes y que has sabido mantener durante estos 7 años. Y concienciar a otros a través de estas reflexiones también va de maravilla, porque el camino seguro que no ha sido siempre de seda….Enhorabuena y sigue así!

  • Lali Feliu dice:

    Quanta raó tens Jordi! I no saps fins a quin punt s’agraeix desde l’altre banda (la del client) el que sempre hi siguis, la teva rapidesa de resposta, el teu grau d’exigència en el treball i en resum, la teva professionalitat. Ho potser si que ho saps? 😉

Leave a Reply